Archivo anual 29 noviembre, 2013

En cuenta regresiva para la factura electrónica.

Solo queda prácticamente el mes de diciembre para prepararse al cambio de comprobantes fiscales, de acuerdo a las disposiciones del Sistema de Administración Tributaria (SAT). Como usted habrá oído o leído, a partir del 1 de enero de 2014, todos los contribuyentes que deban emitir algún comprobante fiscal deberán hacerlo por medio de Comprobantes Fiscales Digitales por internet, conocidos como CFDi.

Si actualmente usted emite una factura o recibo en papel, o bien como Comprobantes Fiscales Digitales (CFD), a partir del próximo año deberá hacerlo con los CFDi´s, ya que serán los únicos con los cuales podrá solicitar devoluciones y acreditaciones de impuestos.

De acuerdo al SAT, hay aproximadamente tres millones 700 mil contribuyentes obligados a facturar, de los cuales dos millones 800 mil lo hacen a través de comprobantes impresos con Código de Barras Bidimensional (CBB); 150 mil de CFD, y 760 mil de CFDI, lo que significa que faltan por migrar a este último los dos millones 950 mil personas que todavía facturan mediante los dos primeros, además del cambio de los conocidos como REPECOS, que ahora deberán también facturar con el CFDi. Además, si usted está pensando en abrir un negocio el próximo año, debe considerar que también estará obligado a emitir los CFDi´s a sus clientes.

Si se encuentra en alguna de estas situaciones fiscales, lo más recomendable es que empiece a tramitar su paso al nuevo esquema de facturación, y para ello le comentaré que debe solicitar su Firma Electrónica Avanzada (FIEL), para después solicitar su Certificado de Sello Digital (CSD) y con ello estar en condiciones de emitir sus comprobantes fiscales. También debe considerar sus niveles de facturación, ya que el SAT tiene una opción gratuita para emitirlos, o bien adquirir con algún proveedor de facturación electrónica sus timbrados.

La decisión es suya. Si emite un comprobante mensual y no tiene muchos productos y clientes, le conviene irse por la opción gratuita que ofrece el SAT, sin embargo, si lo que requiere es facturar en mayor volumen, y/o tiene muchos productos y clientes, entonces su opción es adquirir alguno de los paquetes que ofrecen los proveedores autorizados, ya que podrá tener en una base de datos la información de sus clientes y productos, y el proceso de facturación será más rápido y sencillo.

Folios Digitales ofrece en ese sentido, varias alternativas para que pueda cumplir con sus obligaciones fiscales y no se detenga su flujo de efectivo el próximo año. Contáctenos para informarle cuales son y que precio tienen cada una de ellas.

Las novedades de la Reforma Tributaria

Ya votada y aprobada por ambas cámaras del Congreso de la Unión, la reforma tributaria, que afectó al Código Fiscal de la Federación, la Ley del Impuesto al Valor Agregado, la Ley del Impuesto Sobre la Renta, abrogación de la Ley del Impuesto Empresarial a Tasa Única y  de la Ley del Impuesto a los Depósitos en Efectivo, deja al Sistema de Administración Tributaria (SAT) con muchas atribuciones que los contribuyentes deben tener en cuenta para el 2014.

Aunque ya se había aprobado por el propio SAT en mayo pasado, hay que recordar la obligación que tienen los contribuyentes que perciban ingresos superiores a los 250 mil pesos anuales de cambiarse a la emisión de Certificados Fiscales Digitales por internet (CFDi), o bien, ya los emitieran con el esquema de 2010. Quienes se encuentren en esta situación deberán considerar este aspecto.

Si no estás en el supuesto de los 250 mil pesos anuales o ya emitías CFD, y apenas vas empezar a trabajar, seguramente requerirás de la apertura de una cuenta bancaria (para el depósito de la nómina) y si no estabas el registro de contribuyentes, eso te hará entrar en forma automática, ya que los intermediarios financieros tendrán la obligación de dar el reporte de alta al SAT en caso de que no existiera ya en la base de datos de contribuyentes.

Otra situación que podrá realizar el SAT es recorridos para «invitar» a la población a inscribirse en el padrón y que le otorguen su Registro Federal de Contribuyentes, ya que existen muchos ciudadanos que tienen ingresos pero no están dados de alta en la base del SAT.

Aunque se abrogó la ley de depósitos en efectivo (IDE) el SAT recibirá reportes anuales de los bancos de aquellas cuentas que hayan recibido más de 15 mil pesos de depósitos en efectivo.

Las empresas y las personas físicas con actividad empresarial deberán llevar su contabilidad en línea, para que el SAT en cualquier momento pueda hacer revisiones electrónicas y se disminuyan los movimientos que no correspondan a las fechas en que se realizan, esto es, habrá menor margen para evadir, ya que si el organismo hacendario detecta alguna información no declarada, podrá solicitar al contribuyente que aclare la situación o estará cometiendo defraudación fiscal.

Asimismo, el SAT podrá hacer pública el nombre de la empresa y/o personas físicas que hayan sido beneficiadas con alguna condonación de impuestos o si tienen algún adeudo o sentencia.

Los beneficios que los contribuyentes ganaron son que en caso de embargos, el SAT no podrá irse directamente sobre las cuentas bancarias, sino en primer lugar por otros bienes como inmuebles, joyas y otros, y solo en caso de que no alcancen el monto podrán embargar las cuentas bancarias. En caso de que no estén de acuerdo los contribuyentes con lo que exige de cobro el SAT, podrán llevar su caso a la Procuraduría del Contribuyente, y si ésto o el propio SAT están de acuerdo con tu queja y argumentación, podrán perdonar hasta el 100% de las multas.

Como se ve, el próximo año de 2014 habrá cambios significativos para los contribuyentes, y el mejor antídoto será apegarse a las nuevas disposiciones.

Migrar a Comprobantes Fiscales Digitales por internet (CFDi)

Para quienes ya se encuentran facturando con los Comprobantes Fiscales Digitales en su esquema 2010 o con comprobantes impresos con el Código de Barras Bidimensional (CBB), esto es, aquellas facturas en papel o electrónicas que no requieren del sello del Proveedor Autónomo de Certificación (PAC), ha llegado a su fin esta modalidad.

A partir de 2014 todos los emisores de factura electrónica o impresas, en sus diferentes presentaciones (facturas, recibos de honorarios, recibos de donatarias, etc.) deberán pasar a la emisión de Comprobantes Fiscales Digitales por internet (CDFi), lo que implica algunos ajustes.

Para aquellos contribuyentes que están en la modalidad de facturas impresas con el CBB, es recomendable, si facturan más de $250,000 pesos anuales, que significa un promedio mensual de $20,834 pesos, tramiten de entrada su Certificado del Sello Digital (CSD) que es indispensable para entrar al esquema de los CFDi. Esto lo pueden realizar con su Firma Electrónica Digital (FIEL), descargando el programa SOLCEDI del sitio web del SAT, generando su solicitud del Sello Digital y posteriormente entrando a la aplicación CertiSAT Web del SAT, se pide el Certificado del Sello Digital enviado la solicitud ensobretada que se generó en el SOLCEDI. Una vez que cuente con el CSD podrá hacer sus CFDi, ya sea en forma gratuita o con algún proveedor de CFDi’s.

En la opción gratuita se puede utilizar la página del SAT para facturar o generar tu recibo de honorarios digital, pero si haces más de dos al mes, te enfrentaras con que el programa no permite almacenar catálogos, por lo que deberás capturar cada vez que hagas un CFDi toda la información. Si utilizas el software de un proveedor, existen diferentes en el mercado, con varios planes para que puedas emitir tus facturas electrónicas.

Por otra parte, si eres de los usuarios de CFD, podrás utilizar a tu mismo proveedor actual o cambiar, según lo demande tu necesidad de facturación.

En el mercado existen varios proveedores que te lo facilitan, pero toma en cuenta los siguientes puntos: el costo del programa de facturación, el costo de los timbrados, el costo del soporte técnico y fiscal.

 

Reformas al Código Fiscal de la Federación para 2014!

La Cámara de Diputados aprobó en lo general el Código Fiscal de la Federación para el ejercicio 2014 en adelante.

Las medidas más importantes que pueden mencionar, son las siguientes: se modifica la forma en la que opera el «secreto fiscal», se crea el buzón tributario, se amplia el uso de medios electrónicos para las operaciones que realizan los contribuyentes y se establecen medidas contra defraudadores.

Respecto al secreto fiscal, se aprobó la propuesta del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto para establecer la posibilidad de que la autoridad pueda publicar en su página de internet el nombre, denominación o razón social y la clave del Registro Federal de Contribuyentes (RFC) de quienes considera «riesgoso» celebrar actos mercantiles o de comercio porque no cumplen con sus obligaciones de pago de impuestos.

Los diputados estimaron procedente la propuesta del gobierno federal de proponer un sistema de comunicación electrónico denominado buzón tributario, el cual permitirá una comunicación inmediata entre los contribuyentes y las autoridades fiscales. Aunque se planteó que éste no tendrá costo alguno para los usuarios y será de fácil acceso, no ha sido detallado la forma en la que operará.

Los legisladores coincidieron en establecer medidas contra contribuyentes defraudadores, como la de ampliar los supuestos en los que la autoridad esté facultada para dejar sin efectos los certificados de sellos o firmas digitales, en virtud de que se lesionan los intereses del fisco federal.

¡Cuidado! Tus facturas pueden perder validez

El Sistema de Administración Tributaria (SAT) ha publicado en la TERCERA Resolución de Modificaciones a la Resolución Miscelánea Fiscal para 2013 el pasado 5 de agosto en el Diario Oficial de la Federación, podrá dejar sin efecto el Certificado del Sello Digital (CSD) para los contribuyentes que emiten Comprobantes Fiscales Digitales (factura electrónica) o podrá cancelar folios o negar la autorización de nuevos a quienes generan facturas con Código de Barras Bidimensional (CBB).

Los motivos para la suspensión del CSD o la cancelación de folios o no autorización de nuevos para quienes emiten facturas impresas, son los siguientes:

  • En el ejercicio de las facultades de comprobación del SAT, no se localice al contribuyente, éste desaparezca durante el procedimiento, no ponga a disposición o no presente su contabilidad, o bien, se tenga conocimiento de que los comprobantes fiscales emitidos, se utilizaron para amparar probables operaciones inexistentes, simuladas o ilícitas.
  • Se tenga conocimiento de la probable existencia de un delito de los previstos en el Código Fiscal de la Federación y la conducta sea imputable al contribuyente titular del certificado.
  • Los contribuyentes en un mismo ejercicio fiscal omitan, estando obligados a ello, la presentación de tres o más declaraciones periódicas consecutivas o seis no consecutivas.
  • Durante el procedimiento administrativo de ejecución no se localice al contribuyente o éste desaparezca.

Al quedar sin efecto el CSD, el contribuyentes no podrá emitir facturas electrónicas hasta que se aclare la situación por la que el SAT determinó suspender el Certificado.

En el caso de quienes emiten facturas impresas con CBB, si incumplen con alguno de los puntos mencionado líneas arriba, el SAT notificará al contribuyente que sus folios quedan cancelados, a partir de la notificación, y si solicita nuevos, el SAT le negará la aprobación de nuevos, hasta que corrija su situación fiscal.